agosto 29, 2019

Comunidades de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc evitaron que la Legislatura jujeña apruebe expropiación de una parte de su territorio.

Fue durante la jornada de este miércoles. Miembros de Salinas Grandes se acercaron a la Legislatura Provincial para exigir el no tratamiento del proyecto por considerarlo inconstitucional, probando que las tierras pertenecen a la Comunidad Aborigen de Saladillos y San Miguel. Finalmente y gracias a la presión Indígena no se llevó adelante el tratamiento legislativo.

Mucho malestar hubo en las Comunidades de Salinas (Piscuno-Colorados y Departamentos de Tumbaya) por el avasallamiento de sus derechos, ya que el tratamiento legislativo del proyecto de ley de expropiación no tuvo consulta libre, previa e informada, además no se desarrolló el trabajo en comisión, no se ha consultado a la oposición y no tiene despacho. El objetivo del Estado era avanzar con actividades turísticas y mineras, sobre los Territorios Comunitarios Indígenas.

En particular integrantes de las Comunidades de San Miguel de Colorados presentaron notas al gobernador Gerardo Morales, al Presidente de la Legislatura Carlos Haquim, a la Secretaria de Pueblos Indígenas Alejandra Liquín, y a los bloques de la legislatura para brindar información respecto a los dueños de lotes en el paraje de Piscuno y Colorado que el Gobierno de Gerardo Morales pretendía expropiar.

Quedó expuesto ante los legisladores que las familias propietarias Alancay y Tolaba pertenecen a la Comunidad Indígena de Saladillos y de San Miguel de Colorados y además se encuentran censados como integrantes de esas Comunidades Aborígenes. Además confeccionaron un croquis de la tierra de propiedad comunitaria cuya potestad se encuentra en trámite incluyendo la parcela en cuestión.

Este proyecto, presentado como Centro Observatorio Turístico, está casualmente ubicado próximo a Inti Killa, lugar donde se pretende explotar la actividad minera de litio. Las personas que figuran como titulares del inmueble pertenecen a Comunidades Indígenas que no tuvieron acceso a la consulta libre, previa e informada violándose así, una vez más, el artículo 17 Inciso 22 de la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT.

“En medio de los reclamos y la lucha de los pueblos en defensa de sus territorios y del derecho a vivir en los mismos, en un ambiente sano y libre de contaminación, este proyecto de ley resulta un atropello que atenta contra el derecho de autodeterminación de las Comunidades más aun, luego de los hechos acontecidos en febrero de este año, con la clara postura de nuestros hermanos de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc, definiendo rotundamente un NO AL LITIO”, manifestaron miembros de las Comunidades de Tumbaya- Salinas.

 

El objeto del proyecto, que volvió a comisión, pretende declarar de utilidad pública y disponer la expropiación de una fracción del lote rural ubicado en el distrito Piscuno y Colorado del Departamento Tumbaya, en la intersección de la Ruta Provincial N° 79 Y Ruta Nacional N° 52, con destino a la construcción de un centro de recepción de visitantes en las Salinas Grandes, constituyendo un polo de desarrollo de actividades turísticas y culturales, equipado con recursos humanos, capacitados, infraestructura edilicia, servicios y vías de comunicación. La localización del terreno con proximidad al salar, y la afectación territorial de Comunidades Aborígenes, genera desconfianza por la conveniencia de la expropiación, para destinarla además a la explotación minera.

Así, una vez más, el Estado trató de avanzar sobre las Comunidades Indígenas sin realizar la consulta libre, previa e informada, conociendo pero ignorando la posición de las Comunidades que se han manifestado “no a la megaminería”, en toda la región.

 

 

 

 

Share this:

About Joselo Riedel

Joselo Riedel

  • Email

Add Comment