septiembre 11, 2017

La Cuestión mapuche – Manifiesto de Historiadores de la Universidad Nacional del Comahue

MACHIS
Hoy como hace ciento cincuenta años la cuestión de los Pueblos Originarios y particularmente la del Pueblo Mapuche vuelve a estar en la agenda pública y en el debate ciudadano. Debate que desde las esferas de gobierno, de algunos sectores de la sociedad y de ciertos medios de prensa está teñido de una profunda parcialidad, intentando manipular el escenario histórico con el objetivo de justificar determinados hechos y conductas, silenciando otros. En definitiva de tergiversar el propio devenir histórico en función de sus particulares intereses.

Dicha manipulación nos impulsa, a los historiadores abajo firmantes, a recurrir a nuestro saber profesional para desmentir estas falsas verdades que se expresan sobre el papel jugado por el pueblo mapuche. Verdades supuestas que expuestas al rigor científico son rápidamente descalificadas pero que si no son debidamente desmentidas se convierten en afirmaciones públicas que, por otro lado, lesionan la memoria histórica del conjunto de la nación.
La estigmatización y demonización de los pueblos indígenas ha sido y es lamentablemente hoy día una herramienta para legitimar la expropiación, sometimiento y políticas de desestructuración social, política y cultural. En particular en el caso del pueblo mapuche se lo ha clasificado como violento y extranjero, como una amenaza a los bienes, personas y aún para el orden social y la integridad nacional. Desde el trabajo profesional llevado a cabo en las últimas décadas se ha demostrado cómo esta estigmatización ha posibilitado no solo la expropiación sino también la concentración de tierras, la negación de derechos a los pueblos originarios, de sus formas de organización social y políticas y la persecución de sus prácticas culturales y espirituales. A pesar de ello, los actuales usos del estereotipo que representa a los mapuches intentan volver a colocarlos como una amenaza a los bienes, las personas y la integridad nacional.
Entendemos como necesario y convocamos a la ciudadanía a la responsabilidad de la construcción de un juicio crítico y a ser actores activos en contra de cualquier forma de discriminación y estigmatización social. Denunciamos por ello esta manipulación acerca del devenir del pueblo mapuche que al servicio de supuestas políticas de seguridad y amparándose en una historia positivista ha servido una y otra vez, a lo largo de siglo y medio, para invisibilizar las desigualdades estructurales y los problemas que afectan a nuestra sociedad.
Neuquen, septiembre 6 de 2017

Firman:
Enrique Mases Dr. en Historia. IPEHCS (CONICET- UNCo)
Walter Delrío Dr. en Antropología IPEHCS (CONICET-UNCo). UNRN
Claudia Salomon Tarquini Dra. en Historia CONICET- UNLPam.
Silvia Rato Dra. en Historia UBA (UNQ-CONICET)
Pilar Perez Dra. en Historia IIDYPCA (CONICET-UNRN)
Beatriz Gentile Dra. en Historia GEHISO-UNCo
Joaquín Perren Dr. en Historia IPEHCS (CONICET-UNCo)
Enviado desde mi BLU Android Smartphone

Share this:

About endepa

endepa

  • Email

1 Comments

  • Jorge Merlo
    2017-09-15 01:12

    Nadie niega los derechos que tenemos todos los que habitamos en Argentina. Ninguna cultura es negada o prohibida. El Estado Argentino, como Nación jurídicamente organizada estableci instituciones en marcos regulatorios y7 legales establecidos por los representantes elegidos por todo el pueblo sin excepciones. El grupo cultural auto denominado Mepucche RAM no reconoce al Estado Argentino, lo que constituye un delito gravísimo. No debemos seguir permitiéndolo, menos aún cuando este minúsculo grupo emplea métodos violentos contra el orden institucional, contra la Justicia, las leyes y la Fuerza Pública. Todas las culturas son permitidas en nuestro Estado de Derecho. Nuestra población se nutrió y nutre de culturas provenientes ede otros continentes de de este continente. Esto sucedió y sucede continuamente en la Historia . Y seguirá sucediendo. TODOS FUIMOS, SOMOD Y SEREMOS MIGRANTES.

Add Comment