abril 18, 2017

Semana de los Pueblos Indigenas

La pieza gráfica que este año será distintiva de la Semana de los Pueblos Indígenas, intenta desde sus formas y colores, trazar una pincelada sintética en torno a un concepto complejo, poderoso, y hasta ciertamente novedoso: la Interculturalidad.
Entendida en términos generales como el encuentro, la convivencia e interacción, en un contexto de igualdad, entre diferentes culturas, la Interculturalidad representa en estos tiempos un objetivo, un camino a dónde llegar, quizá una utopía a la que nunca debemos renunciar. Pero al mismo tiempo, convoca a la responsabilidad colectiva -que incluye a los Estados y las sociedades-, para dar las respuestas necesarias a los fines de convertir la noción de Interculturalidad en una realidad palpable.
El objetivo de la Interculturalidad, entendemos, no es posible de alcanzar si el punto de partida no es un profundo respeto por los Pueblos Originarios, respeto que debe cristalizarse en acciones concretas referidas al otorgamiento de territorios, y a la garantía plena de los Derechos Indígenas
En la simbología del color amarillo, elegido para el fondo de la pieza, éste representa el tono de la luz solar, que viene a representar al elemento que unifica, aquel astro que la humanidad entera comparte y sin el cual no sería posible la vida. Pero también simboliza el poder, la acción, la fuerza, la voluntad y el estímulo, valores necesarios para alcanzar el anhelo de la Interculturalidad.
Bajo este matiz, se diseminan los elementos e íconos que resumen determinadas características culturales de diferentes culturas, desde una perspectiva en la cual lo ancestral y lo actual armonizan, siempre en pos del diálogo intercultural que creemos, debe ser siempre, como la frase de esta pieza gráfica lo expone explícitamente: para cuidar y respetar la Vida.

Share this:

About endepa

endepa

  • Email

Add Comment