marzo 20, 2019

Sergio Rojas, defensor Indígena costarricense, asesinado a balazos

Rojas, había sufrido atentados en el pasado por su tarea en defensa de territorios Indígenas y era sujeto de medidas cautelares otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos como miembro de la comunidad Bribri.

Sucedió en la noche del 18 de marzo al Sur de Costa Rica, en Salitre, en la zona del Campus Córdoba del Right Livelihood College (Facultad de Psicología, UNC), Funam y la Universidad de Costa Rica, donde el líder indígena fue asesinado de 15 balazos. El hecho se conoció el martes 19.

Sergio Rojas Ortiz, de 59 años, fue encontrado sin vida luego de que se reportaran varias detonaciones cerca de su vivienda. El cuerpo fue hallado en el interior de la casa y presentaba varios impactos de bala, principalmente a nivel del abdomen.

Desde su compromiso y sensibilidad Sergio luchaba por la restitución de tierras ancestrales y la conservación de los ecosistemas nativos. Lamentablemente América Latina es la región del mundo donde más líderes ambientales y sociales se asesinan cada año.

Rojas, había interpuesto una denuncia formal, unas horas antes de su asesinato, sobre amenazas cometidas por supuestos usurpadores de tierras, quienes habían utilizado detonaciones para amedrentar a personas indígenas que habían recuperado una finca de dicha zona, informó la Defensoría de los Habitantes, institución local que calificó el hecho como “un duro golpe en la lucha por la defensa de los derechos humanos”, al tratarse de la muerte de una persona defensora de los Derechos de los Pueblos Indígenas en Costa Rica.

En relación a las intensas tareas que desarrollan las organizaciones, permanentemente se desarrollan estudios y proyectos en el sur de Costa Rica, donde las Comunidades Indígenas revitalizan sus culturas, recuperan tierras ancestrales y resisten la creciente violencia de usurpadores ante la pasividad del gobierno.

Este hecho refleja la dura realidad latinoamericana, donde terratenientes, corporaciones y gobiernos conservadores siguen castigando a los Pueblos Originarios.

Fotografía: Reproducción.

Share this:

About endepa

endepa

  • Email

Add Comment