noviembre 24, 2021

¡En los territorios, la resistencia, en las calles, la lucha!

 

Comunidades Originarias junto con distintas organizaciones sociales, de derechos humanos e indígenas, como también algunos sindicatos, hicieron eco, este martes, del único recurso legal que ampara a las Comunidades frente a los pedidos de desalojo que pesan sobre sus territorios

La marcha por el tratamiento legislativo de la prórroga de la Ley 26160 de Emergencia Territorial Indígena y en repudio al homicidio del joven Mapuche Elías Garay comenzó en Avenida 9 de Julio a las 11 de la mañana con dirección al Congreso de la Nación. Previamente se realizó una conferencia de prensa donde se comentaron los detalles de los pedidos; además, mientras se organizaba la movilización se llevó a cabo una asamblea con participación de representantes de distintas asociaciones para planificar acciones futuras.

“Por la reparación histórica a favor de los Pueblos-Naciones Originarias preexistentes” fue una de las consignas en la marcha de este martes. Foto: Claudia Andrea Gotta.

Si bien el Presidente Alberto Fernández extendió por decreto la ley en cuestión, los Pueblos Indígenas sostienen que no alcanza con el DNU del Ejecutivo Nacional, sino que es tarea de los legisladores y legisladoras de la Cámara de Diputados debatir y aprobar el proyecto de extensión por cuatro años. “El decreto de necesidad y urgencia Nº 805/2021, solo puede cumplir un rol supletorio y de protección transitoria. Ante la falta de voluntad política de los Diputados Nacionales miembros de los diferentes bloques, los Pueblos Originarios nos declaramos en alerta territorial permanente en resguardo de nuestros Territorios Comunitarios”, sostuvieron las Comunidades Originarias que se encuentran acampando frente al Congreso desde hace semanas.

Previsto para realizarse en los cuatro años siguientes a la sanción legislativa, el relevamiento de Comunidades Indígenas sigue inconcluso. Falta relevar el 58% de las Comunidades en todo el país. La problemática permanece y se agudiza en los territorios, con un foco latente en la disputa y recupero de las tierras ancestrales que sostienen las Comunidades Mapuche en Chubut y Río Negro; las Mbya Guaraní, en Misiones; las Qom en Formosa; las Wichí en el Chaco; las Kolla en Jujuy y se pueden enumerar los conflictos en todo el país .

Son recurrentes los ataques y avances sobre las Comunidades de fuerzas policiales y parapoliciales. Sin embargo, este domingo tuvo lugar uno de los episodios más violentos de los últimos tiempos: Elías Garay, un joven Mapuche, fue asesinado tras recibir un balazo en el paraje Cuesta del Ternero, Río Negro. La marcha también clamó justicia por el weichafe de la Comunidad Quemquemtrew, que luchaba por su territorio desde el mes de septiembre.

“Abrazar a la Comunidad Mapuche por el nuevo asesinato padecido. Hay una responsabilidad política del gobierno provincial que no podemos dejar de decirlo. No es posible que haya un retén que no permita que pasen los alimentos, que pasen las distintas herramientas de trabajo, pero si pueden pasar civiles armados para asesinar a nuestro Pueblo. Todo nuestro repudio y rechazo”, se expresó.

“El Estado Argentino debe garantizar a los Pueblos Indígenas el ejercicio pleno de  los derechos reconocidos en la Constitución Nacional, Convenios Internacionales, y otras normas vigentes con especial atención en el derecho a la tierra y  los territorios comunitarios, como así también adoptar disposiciones para preservar su cultura e identidad”, indicaron las Organizaciones y Comunidades de Pueblos Naciones Originarias Preexistentes en la República Argentina.

“Los marcos normativos existentes otorgan amplias facultades al Estado argentino para realizar una reparación histórica con los Pueblos Originarios, la deuda interna con nuestras Comunidades es una tarea posible y urgente para garantizar la seguridad jurídica”, expusieron, y agregaron, “pasados ya 27 años del reconocimiento constitucional, nos encontramos una vez más solicitando una prórroga de la Ley 26160, que es la garantía mínima, por esto exigimos a los diputados que convoquen a una sesión urgente que dé tratamiento al dictamen de comisiones ya aprobado, y podamos avanzar definitivamente en una agenda legislativa que dé respuesta a las demandas históricas de nuestros Pueblos”.

Las Comunidades exigen el tratamiento legislativo de la prórroga de la Ley 26160. Foto: Claudia Andrea Gotta.

“Desde el 2006, con la primera sanción de la ley de emergencia territorial indígena, la misma ya cuenta con cuatro prórrogas, por lo que entendemos fue leída, analizada, estudiada, debatida y aprobada por al menos 1.300 legisladores nacionales, entre diputados y senadores. Otra vez, por más de 30 días de acampe y permanencia en la Plaza de los dos Congresos, hemos recorrido y solicitado reuniones a presidente de la Cámara de Diputados, a presidentes de los bloques partidarios, diputados y senadores, nos hemos tomado la tarea de seguir promoviendo las demandas, pero los terratenientes y las corporaciones siguen con su avance sobre los territorios a costa de vidas de nuestros hermanos. Una vez más este momento se tiñe de sangre y 5 días antes del aniversario del asesinato por la espalda de Rafael Nahuel, estamos lamentando otro asesinato de un joven mapuche Elías Garay”, expusieron.

“El periodo de sesiones ordinarias de la cámara de diputados sigue abierto, por lo tanto exigimos que se confirme una fecha antes del 30 de noviembre para convocar una sesión especial”, advirtieron.

“La avaricia del poder económico que avanza sobre los territorios Indígenas depredando los bienes naturales, generando el desequilibrio con la Madre Tierra provocando los cambios climáticos y calentamiento global, es una amenaza para toda la humanidad”, aseguraron.

Share this:

About Cintia Gimenez

Cintia Gimenez

  • Email

Add Comment