octubre 6, 2021

LAS LUCHAS INDÍGENAS POR LA RECUPERACIÓN DE SUS TERRITORIOS SE HACEN SENTIR EN BOLIVIA, BRASIL Y PARAGUAY

 

Con manifestaciones y marchas los Pueblos Originarios hacen oír su voz, recuperar lo propio no puede considerarse intrusión, defender la naturaleza no es ir en contra del progreso sino elegir qué progreso se quiere, preservar el agua de la minería es asegurar el futuro.

El pedido de cumplimiento de los derechos territoriales de los Pueblos Indígenas en varios países latinoamericanos es el factor común en los conflictos que se han visibilizado, en las últimas semanas y casi en paralelo, en Bolivia, Brasil y Paraguay. En el caso de las Comunidades en Brasil esperan una decisión judicial, mientras que en Paraguay exigen el veto de una polémica ley. En Bolivia Comunidades Originarias marchan contra el avance de grandes empresas que manejan el agronegocio, los despojan de sus territorios y depredan sus bienes naturales.

 

Pueblos Originarios en Bolivia caminan 550 kilómetros en defensa de sus territorios

La marcha comenzó el 25 de agosto en Trinidad, capital del departamento del Beni (noreste de Bolivia) con unos 150 marchistas, llegando a Santa Cruz con más de medio millar. Marcharon demandando una pausa ambiental al Estado y a grandes empresas transnacionales del agronegocio para que se detenga la devastación de los bienes naturales.

Pueblos Originarios de la Amazonía y los llanos de Bolivia culminaron, el 30 de septiembre, una caminata de más de 500 kilómetros en el este del país, que duró casi cuarenta días, en defensa de sus territorios ancestrales amenazados por colonos.

Pueblos Indígenas marchan en defensa de sus territorios, contra el avance de la frontera agrícola, Bolivia. Foto: Reuters.

Demandas referentes a tierra y territorio, asignación de escaños parlamentarios, abrogación de normas en favor del agronegocio, justicia indígena, salud y educación, son algunos de los 14 puntos presentados por la marcha Indígena.

Esta es la undécima marcha que se realiza en un lapso de 31 años. La primera abrió la senda hacia las modificaciones de la actual Constitución Política del Estado, que se promulgó en 2009.

Durante su caminata por la ciudad de Santa Cruz, las Comunidades Indígenas portaron banderas de sus Pueblos, mientras centenares de personas se apostaron en las partes laterales de las calles para aplaudirlos.

“Nosotros, comunarios indígenas pero también bolivianos, creemos tener el derecho de merecer el respeto al igual que todos los bolivianos”, dice el líder Indígena Tata Marcial Fabricano, quien también condujo la caminata en 2009.

 

Brasil en Lucha por la Vida

El 22 de agosto, más de 6 mil integrantes de 170 Pueblos Indígenas en Brasil, viajaron desde diferentes rincones del país hasta la capital, Brasilia, para dar inicio a lo que se denominó “Lucha por la Vida”, con un acampe masivo frente a la sede del Supremo Tribunal Federal (STF) -máximo ente judicial del país- mientras los magistrados debatían una interpretación de la Constitución que ponía en riesgo sus territorios.

Marcha “Lucha por la Vida” en Brasil. Foto: Carl de Souza / AFP

Es que la Constitución Brasileña de 1988, la única en la región latinoamericana  que utiliza oficialmente el término “indios” vigente en la actualidad, señala que los Pueblos Originarios tienen derecho a ocupar y preservar sus tierras ancestrales. Sin embargo, existe un “marco temporal” que limitaría este derecho a los territorios que ocupaban dichos pueblos en ese momento.

La Constitución de la República Federativa del Brasil en su Título VIII, “Del Orden Social”, Capítulo VIII, “De los Indios” -también son mencionados en otras partes de su Carta Magna y en el “Estatuto del Indio”- reconoce la preexistencia de los Pueblos Originarios de América. Los derechos de los Pueblos Indígenas sobre sus tierras son definidos como derechos originarios, lo que significa que son considerados como anteriores a la creación del propio Estado, que son los primeros ocupantes de lo que hoy se conoce como Brasil, pero, a diferencia de Argentina y Paraguay, no reconoce la propiedad comunitaria indígena, solo habla de la “posesión”.

El poderoso grupo de presión agropecuario del país, uno de los principales apoyos del actual presidente Jair Bolsonaro, actúa para que la justicia mantenga los límites de dichos territorios. Sin embargo, las Comunidades Originarias reclaman que dicha limitación es errónea debido al desplazamiento forzado que sufrieron durante la dictadura militar en el país, que duró desde 1964 hasta 1985.

Los Indígenas en Paraguay se manifiestan contra la criminalización de la recuperación territorial

En Paraguay, una reforma del Código Penal que castiga hasta con seis años de cárcel a quienes “invadan terrenos”, también provocó la salida a las calles de las Comunidades Originarias. Las protestas exigen que el presidente Mario Abdo Benítez retire o vete la ley, luego de que esta fuese aprobada con el apoyo de 49 de los 80 legisladores de la Cámara de Diputados.

La Federación Nacional Campesina asegura que el problema se remonta a la dictadura militar de Alfredo Stroessner, que duró desde 1954 hasta 1989, cuando la reforma agraria que impulsó le arrebató las tierras a Comunidades Indígenas y campesinas para entregárselas a personas allegadas al régimen.

La Comisión de la Verdad y Justicia establecida para investigar las violaciones durante la dictadura determinó, en el año 2006, que cerca de dos tercios de las tierras fueron a parar a manos de personas relacionadas con la dictadura de Stroessner.

“Nuestras garantías constitucionales corren peligro con este intento de criminalizar nuestros reclamos territoriales como Pueblos Indígenas, con quienes el Estado Paraguayo tiene una deuda histórica”, señala un comunicado publicado por la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas.

La República del Paraguay, en su Constitución del año 1992,  contempla los derechos de los Pueblos Indígenas en los artículos del 62 al 67: reconoce su preexistencia al Estado paraguayo, garantiza la preservación de su identidad étnica y la propiedad comunitaria de sus tierras, que serán provistas por el  estado, las saca del  comercio haciéndolas intransferibles e inembargables y las libera del pago de tributos.

 

En tanto las Organizaciones Indígenas solicitaron a los tres poderes del  Estado la conformación de una mesa de trabajo para afrontar estos históricos problemas territoriales, a la vez que anunciaron una manifestación denominada “Día de la Resistencia Indígena” para el próximo 12 de octubre en varios puntos del país.

Fuentes: Agencias AFP – EFE, Concejo Continental de la Nación Guaraní (CCNAGUA)

Share this:

About Cintia Gimenez

Cintia Gimenez

  • Email

Add Comment