agosto 4, 2021

Napalpí: El lugar de la masacre ahora es Sitio de la Memoria

La identificación de este espacio como Sitio de la Memoria del lugar donde se produjo la matanza es la primera de una serie de señalizaciones que tiene pensado llevar a cabo la secretaría de Derechos Humanos vinculadas a este genocidio, acciones que para las Comunidades Originarias implica validar la historia y el testimonio de los sobrevivientes para llegar a los juicios por la verdad.

El pasado 19 de julio, en el marco del acto por el 97º aniversario de la Masacre de Napalpí de 1924, en el sitio de la memoria, en donde cientos de miembros de los Pueblos Qom y Mocoví  fueron asesinados por las fuerzas de seguridad, se descubrió un cartel de las mismas características que los que señalizan más de 800 centros clandestinos de detención en todo el país.

“Aquí se cometieron delitos de lesa humanidad”, se lee en las señalizaciones. “En los hechos conocidos como la ‘Masacre de Napalpí’, centenares de Indígenas Qom y Moqoit (…) fueron ejecutados, mutilados y enterrados en fosas comunes por efectivos de la policía de territorios nacionales y grupos civiles”, se visualiza.

“Los indígenas se habían concentrado para reclamar por mejores condiciones de trabajo, ante lo cual los efectivos y los civiles dispararon con fusiles y mientras los cuerpos fueron luego mutilados y enterrados en fosas comunes, los sobrevivientes fueron perseguidos”, expresa la cartelería.

“A pesar de la histórica negación de las autoridades nacionales y locales sobre los hechos, y la impunidad que operó sobre sus autores, las Comunidades Qom y Moqoit no olvidaron ni cesaron en su reclamo por verdad y justicia”, concluye el texto.

Esta acción representa un cierto reconocimiento a los Pueblos Indígenas, que tantas injusticias sufrieron a manos del Estado desde siempre, así como el Malón de la Paz, que todavía se encuentra invisibilizado y negado por el relato historiográfico o la reciente marcha de miembros de Comunidades Wichí, Qom y Guaraní desde Jujuy hasta la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) que visibiliza que estos derechos aún no son respetados debidamente.

El reconocimiento por la memoria de esta masacre es un gesto valioso, pero necesita ser acompañado por el verdadero cumplimiento de los derechos de los Pueblos Originarios en la Argentina de hoy, que es pluriétnica y multicultural, y en la que no todos bajaron de los barcos.

Share this:

About Joselo Riedel

Joselo Riedel

  • Email

Add Comment