noviembre 20, 2020

La patria Grande Inca

El Plan ideado por Belgrano consistía en una gran nación americana. Propuso ante el Congreso de Tucumán declarar la Independencia con instauración de una monarquía Inca en América del Sur.
Belgrano fue enviado a Europa, en 1814, en misión diplomática. Era parte de una gestión que buscaba el reconocimiento de la independencia para las Provincias Unidas del Río de la Plata por parte de las potencias europeas.
Los esfuerzos diplomáticos resultaron inadecuados y Belgrano notó que, en esa Europa de la restauración de la Santa Alianza vencedora de Napoleón, existía un fuerte rechazo a las ideas de republicanismos e independencia.
Luego de ese viaje Belgrano se convence de que lo mejor para la conservación de la causa de la independencia americana era una monarquía parlamentaria, con la presencia de un Rey y con una dinastía de linaje americano.
Sostenía que, ante ese panorama internacional, la mejor forma de gobierno de esta nación, era el de una “una monarquía temperada”, conformada por la Casa de los Incas, despojada de sus territorios por los españoles 300 años antes.
Ese estado monárquico de origen americano tendría su capital en Cuzco, antigua sede del Imperio Inca, con el propósito de sumar el apoyo de las poblaciones de Perú, Bolivia y Ecuador a la lucha independentista y tendría un carácter parlamentario.
La iniciativa de Belgrano, que contaba con el apoyo de San Martín, provocó el rechazo de Buenos Aires -Fray Justo Santa María de Oro se refería a ella como la dinastía chocolate- cuyos delegados veían en la elección de esa capital andina una eventual pérdida de la centralidad ostentada por el puerto, razón por la que no pudo prosperar.
Share this:

About Joselo Riedel

Joselo Riedel

  • Email

Add Comment